RESEÑA #20: El Prisionero del Cielo.

by - miércoles, enero 25, 2017


·Título: El Prisionero del Cielo.
·Autor/a: Carlos Ruiz Zafón.
·Editorial: Planeta.
·Páginas: 379.

Barcelona, 1957. Daniel Sempere y su amigo Fermín, los héroes de La Sombra del Viento, regresan de nuevo a la aventura para afrontar el mayor desafío de sus vidas. 

Justo cuando todo empezaba a sonreírles, un inquietante personaje visita la librería Sempere y amenaza con desvelar un terrible secreto que lleva enterrado dos décadas en la oscura memoria de la ciudad. Al conocer la verdad, Daniel comprenderá que su destino le arrastra inexorablemente a enfrentarse con la mayor de las sombras: la que está creciendo en su interior. 

Rebosante de intriga y emoción, El Prisionero del Cielo es una novela magistral donde los hilos de La Sombra del Viento y El Juego del Ángel convergen a través del embrujo de la literatura y nos conduce hacia el enigma que se oculta en el corazón del Cementerio de los Libros Olvidados.


Una vez más, me cuesta hacer una reseña de un libro de este autor siendo objetiva, pero creo que en este caso puedo conseguirlo de una manera más efectiva. Y es que la pluma de Zafón no decepciona, ni siquiera en esta novela que siempre dejó en mí cierto sabor agridulce.

ATENCIÓN: Voy a procurar hacer una reseña sin spoilers, pero esta es una tercera parte. Habrá cosas de las que tenga que hablar que sean inevitables y puedan suponer revelar qué ocurrió en La Sombra del viento o El Juego del Ángel, así que si no los has leído y quieres hacerlo, no sigas leyendo.

Esta novela es la tercera parte del Cementerio de los Libros Olvidados y es dinámica, ágil, sin grandes complicaciones para poder ser entendida a la perfección, pues no es más que la pequeña punta del iceberg que acaba siendo el cuarto y último libro de eta saga. Pero no me quiero ir por las ramas, voy a hablaros de este en concreto. 

En este libro descubrimos cómo continúan esos personajes que dejamos en La Sombra del Viento, como son Daniel y su familia y su buen amigo Fermín Romero de Torres. La novela se desarrolla, como viene siendo habitual de la mano de este autor, en varios momentos entre el presente y el pasado, siendo más concretos dos: 1957, a las puertas de la boda de Fermín y alrededor de 1940, cuando este estuvo en prisión y cómo conoció allí a David Martín, protagonista de El Juego del Ángel y personaje clave como pocos hayan existido nunca en la vida de un protagonista y aquellos que le rodean.

El misterio no podía faltar y además de disfrutar de cómo maduran las relaciones que se formaron en los libros anteriores y descubrir algunas que estaban ocultas, un misterioso personaje del pasado de Fermín busca recibir algo que él creía muerto pero nunca olvidado. Es este personaje el que detona el conocimiento que acabamos descubriendo en la novela, cómo influyen todos en momentos que ya hemos leído barra vivido y cómo algunos secretos van a ser desvelados en un futuro. 


Pero, aunque he disfrutado mucho e este libro, a mi parecer es una intersección más que una novela completa que se pueda leer de manera independiente como pueden ser otros títulos de la saga. Y viene dado por la cantidad de cabos sueltos que quedan sin responder aquí, las bases de un misterio que se plantea sin resolver ya que acaba siendo solucionado en El Laberinto de los Espíritus, cuarto libro de la saga. Te deja con sabor de haber leído poco, con la sensación de que a pesar de haber descubierto algunas cosas, otras tantas te dejan en ascuas y eso, hace seis años que es cuando salió este libro, es una p*tada enorme pues gente como yo ha tenido que esperar mucho tiempo para descubrir qué acaba pasando. 


Si eres fan de la saga, es un título que no puede faltar en tu estantería ya que resuelve algunas piezas claves del rompecabezas que nos presenta todo El Cementerio de los Libros Olvidados, conocemos el pasado de personajes que son francamente importantes y descubrimos más de esos huecos históricos que la Guerra Civil dejó en ciudades como Barcelona y sus habitantes. 
Si te apetece leer algo rápido y sencillo, con un misterio que se resuelve (a pesar de dejar otros tantos sin siquiera husmear), también lo recomiendo pues yo acabé este libro en unos... tres días, creo. 

Pero si vas a comenzar a leer a Zafón, NO lo hagas por este título. Probablemente deje sabor de no entender nada, de estar inconcluso y vacío de respuestas de ser leído de manera independiente sin conocer nada del resto de libros. 

Para los que se lo pregunten, sí, he leído este tercero antes que el segundo solo por la necesidad de continuar sabiendo de Daniel, que probablemente es uno de mis personajes masculinos favoritos por la evolución que tiene a lo largo de todos estos libros. 
Y antes de acabar, ¿recordáis que en la reseña de La Sombra del Viento os hablé al final de música compuesta especialmente para la novela? Pues esta también dispone de algunos clips de audio, si queréis escucharlos, solo tenéis que pinchar aquí.

You May Also Like

0 comnts

Déjame tu opinión y/o comentario, lo agradeceré enormemente :)