RESEÑA #22: Dentro del Laberinto.

by - miércoles, mayo 17, 2017

·Título: Dentro del Laberinto.
·Autor/a: A. C. H. Smith.
·Editorial: Nocturna Ediciones.
·Páginas: 359 en formato electrónico.

Una noche, Sarah, una adolescente de carácter fantasioso, se ve obligada a quedarse en casa cuidando a Toby, su hermano pequeño. Cuando sus padres se marchan a una fiesta, harta de oír llorar al niño, Sarah recita unos versos de su libro favorito, Dentro del laberinto, y ordena a los goblins que se lleven a su hermano. Al momento, unas extrañas criaturas aparecen y se esfuman con Toby. Poco después, un hombre misterioso y atractivo surge de la nada y se presenta como Jareth, el rey de los goblins, para a continuación sugerirle a Sarah que se olvide del niño. Arrepentida de lo que ha hecho, Sarah le pide que le devuelva a Toby, pero el rey se niega. Entonces él le propone un trato:

«Tienes trece horas para atravesar el laberinto y encontrar a tu hermano. De lo contrario, se convertirá en uno de nosotros».

Y el tiempo apremia...

Una novela con tintes de Alicia en el país de las maravillas y El mago de Oz, por la que desfilan extrañas criaturas, bailes de máscaras y, por encima de todo, interminables laberintos.


Antes de comenzar, he de hacer una mención especial a que me ha sido completamente imposible encontrar este libro en stock para obtenerlo en físico en ningún sitio, así que imagino que ha de estar descatalogado y solo se puede encontrar en formato electrónico.
Dicho esto, también he de mencionar que voy a intentar hacer esta entrada de la forma más objetiva posible ya que vengo de haber descubierto la película con el mismo título en poco tiempo (marzo, concretamente) y obtener este libro para leerlo solo supuso un echar leña al fuego de mi pasión por todo lo que rodea a esta película de culto. Pero esta entrada es para hablar del libro, así que allá vamos.

En esta novela encontramos a una chica de quince años, Sarah, que tiene que cuidar una noche de su hermano pequeño Toby y acaba por ofrecérselo al rey de los goblins y a sus súbditos para que se lo lleven lejos de ella. Arrepentida, suplica al rey que se lo devuelva y este le da trece horas para resolver su laberinto en la búsqueda de su hermano, un lugar de pasillos interminables, trampas e impedimentos que solo buscaran complicar el avance de la protagonista pero que también le ofrecerá conocer a aliados inesperados.


Bajo esta premisa, la novela es sin duda alguna un libro que se catalogaría en esa fina línea entre lo infantil y lo juvenil, pues no es ni tan para niños ni tan para jóvenes, pero nos ofrece una digna visión de lo que supone el madurar.
Al comienzo, la protagonista posee unos niveles de dramatismo dignos de toda una reina del teatro, vamos, ofrece a su hermano pequeño a un supuesto rey mágico solo porque llora demasiado y en la mayoría de los casos es ella misma quien lo provoca. Sarah es una niña, pero a medida que avanza en el laberinto y supera los obstáculos que en este se le presentan, acaba comprendiendo que existen cosas en su vida que no eran tan importantes como creía mientras que otras muchas, como la familia, son un pilar por el cual continuar adelante y se va despojando de todo lo que no necesita para descubrir nuevos aspectos de sí misma, como una valentía firme o el comienzo de una atracción palpable por Jareth, algo que no puede explicar ni puede comprender dada su juventud. Además, se nos presentan un elenco de personajes secundarios de lo más variopintos, que tan pronto aparecen para cumplir su función y desaparecer como suponen una ayuda para la protagonista en pos de mostrarle el camino correcto.

Creo que en la novela se refleja muy bien la dualidad que alguien de quince, dieciséis, diecisiete años y similares puede sentir entre el querer ser adulto de forma conveniente pero seguir siendo un niño para lo que a sus intereses se aplica. El rey goblin aparece para demostrarle la cruedad y dureza que pueden tener las consecuencias de unos actos, siendo también un elemento muy inteligente al jugar con esa atracción que provoca en Sarah como el inicio del despertar sexual que habitualmente se da en esas edades y que uno no llega a comprender muy bien.

Como puntos positivos, la novela es ligera, fresca y se lee de manera muy rápida al tener una línea de sucesos continúa en la que todo cuenta un poquito y algo en concreto, sin rellenos que no tengan relevancia.
A modo de puntos negativos, hay que admitir que se nota que el libro fue escrito post-película y que si bien alumbra muchos nuevos detalles que en el film no se ven, hay otros tantos en los que se hace inciso que acaban quedando en el aire y sin resolver, lo cual teniendo en cuenta que es una especie de libro autoconclusivo acaba por suponer un claro fastidio.
En resumen, he disfrutado muchísimo del libro pero quizás ha sido por el punto de haberme apasionado con la película más que porque en sí sea una novela que me hubiera atrevido a leer de no ser por tal gusto de todo lo que vi en la pantalla. ¿Lo recomiendo? Si, como lectura ligera e incluso para salir de un pequeño bloqueo puede servir de gran ayuda y ser disfrutado.

You May Also Like

0 comnts

Déjame tu opinión y/o comentario, lo agradeceré enormemente :)